Deseas TRADUCIR este post a tu LENGUA?

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Cansado de estar "cansado"...

Vivida la experiencia de un Maratón, puedo afirmar conscientemente sobre el significado de sacrifico, perseverancia y terquedad.

Como bien lo definí en mi 1er artículo ("Un pensamiento al borde...") el hecho no sólo participar en tan exigente prueba, sino la preparación (física y mental), el acondicionamiento, las técnicas (pasando por indumentarias, hidratación, temperatura, humedad, etc.) así como del propio rendimiento como individuo de manera consciente, nos hace reflexionar sobre el alcance de cada uno de nosotros como seres humanos y como vemos desde diferentes perspectivas lo que puede calificarse como triunfo o fracaso.

Desde hace mas o menos 10 años, me he dedicado intermitentemente a la práctica de bicicleta de montaña, lo cual me ha permitido mantenerme en niveles físicos aceptables, no obstante y motivado a un grupo de amigos (Mariale, Gaby, Julia, "El Guillo"), decidí inscribirme en esta prueba llamada "Nike 10K 2008".

Durante la preparación para esta fecha, es decir, 1 mes antes (jejeje, como buen Venezolano), comencé con buen ánimo al respecto de mi espectativa, no obstante tuve que superar varios obstáculos para entrenar:

  1. Dejar atrás la costumbre de que para entrenar hace falta mas de uno; ha sido un hecho en mi vida deportiva, la negativa del entrenamiento y/o práctica en solitario de cualquier deporte; razón por la que esta vez y asumido desde hace 3 meses en mis prácticas en solitario de la "bici", enfrenté sin más apoyo que de algún material encontrado en la INTERNET sobre acondicionar (ya que no puedo llamarle entrenamiento a lo que hice) mi cuerpo para referido evento.
  2. Inadvertir los comentarios (o consejos) dados por amigos y compañeros contemporáneos al respecto de la edad para competir.
  3. Amigadalitis a 1 semana de la carrera, lo que me obligó a cesar el acondicionamiento en 5 días.
  4. El pensamiento de "cansancio" sin haber comenzado.
Como fuere expuesto antes, recurrí a mi mas ferviente espíritu de terquedad a manera de superar todas estas limitantes que, de algún modo u otro, repercutieron en mi sensación de cansancio "mental" por así decirlo.


Durante este período debo reconocer el apoyo que me dieron en 1er lugar a la Yola (mi esposa: que siempre me apoya en cuanta locura se me ocurre), mis compañeros de trabajo y a mis buenos amigos "El Guillo" (Guillermo Hernández) y al "Chuck" (Luis Tomedes), quienes de alguna u otra forma se preocuparon desde un inicio, no por la carrera, sino en la prevención de lesiones que pudiera dejar la misma.

Inscrito en la carrera ya no podía dar marcha atrás, así que recurrí al recuerdo de "mis años mozos" en los que entrenaba "como loco" para competencias de natación y así lograr adoptar la actitud de SI SE PUEDE.


Llegado el GRAN
DIA (31ago2008), llegué a la concentración para la carrera (CC Lido) a finiquitar los últimos detalles, controlador de tiempo de carrera, pre-calentamiento, estiramiento, etc, etc, etc.

Comencé con la búsqueda de mis amigos que me "embullaron" para participar y logré contactar a mis buenas amigas
July y Gaby, las cuales lamentablemente estaban al otro lado de la calle y por lo cual no nos pudimos acercar mas que en el saludo.

Comenzó la carrera (luego de las respectivas propagandas) y arranqué con la idea de TERMINAR la carrera, mis 1eros 2,5Km fueron de reconocimiento de las condiciones de mi cuerpo y de cuanto podía exigirle, así como de reconocer el
espíritu no de competitividad sino de participación de cuanto CORREDOR veía delante, atrás y a los lados simplemente INCREÍBLE.


Bueeeno, llegado los 5 Km la cosa cambió un poco; comencé a sentir una leve molestia bajo la rodilla derecha a la cual le hice caso omiso aunque esta comenzaba a notarse (en dolor) un poco mas; decidí en ese momento que no iba a renunciar a lograr mi objetivo (completar la carrera), así que disminuí el paso a manera de que el impacto fuese menor en mi articulación.

Llegaron los 7,5Km y ya el dolor se incrementaba por cada paso que daba, no obstante, el
espíritu de la gente, no dejaba de animarme a continuar luchando contra el dolor (puro espíritu de terquedad), finalmente y faltando uno 1.500 metros para la meta estuve a punto de renunciar por el dolor y me recordé de mi ANGEL SEBASTIAN (mi hijo mayor) que me dijo antes de salir: "sabes papi, debes ganar la carrera para que me muestres tu medalla de campeón; ese recuerdo me avivó la llama competitiva, pese al dolor que tenía y decidí con mi mayor y exaltado espíritu de la terquedad que terminaría la carrera TROTANDO como diera lugar.

Ya faltando unos 500 metros una joven BOMBERO me dijo (al verme casi arrastrando la pierna): "no te sigas lastimando, ya lo
lograstes, ya llegastes a la meta"; yo le sonreí (como pude) y continué rumbo a mi promesa, CRUZAR LA META TROTANDO.

Así fue, crucé la meta,
adolorido pero complacido por el logro...

Como a los 10 minutos me contactó
Gaby para preguntarme donde estaba y acordé reunirme con ellos a desayunar; claro está, en la medida que me "enfriaba" muscularmente, el dolor se incrementaba.

Llamé a la
Yola para hacerle saber lo que hice y quedó en buscarme luego del desayuno con mis amigos.

Fuimos todos a desayunar,
Gaby (y compañía), July y César, familiares y amigos de estos y yo, comimos entre alegrías, cuentos y logros.


Finalmente llegó la Yola al lugar donde desayunaba y me paré de ahí sumamente adolorido (casi llorando) para retornar a mi hogar en la que pasé ese domingo tumbado en la cama adolorido en la rodilla descrita.


Al día siguiente no pude levantarme para ir a trabajar y nos fuimos al TRAUMATOLOGO quien me diagnosticó una INFLAMACIÓN-LESIÓN en el tendón de la rodilla derecha y en ese momento me infiltro un estereoide con un calmante y me indicó usa MULETAS por 2 semanas, con control a una semana después.


Así mismo fue y a la semana siguiente me volvieron a INFILTAR y semana y media después me reincorporé a caminar normalmente; el TRAUMATOLOGO me prohibió correr hasta nuevo aviso y quizá pueda volver hacerlo para mediados de NOVIEMBRE, pero me recomendó continuara haciendo bicicleta porque es un deporte de bajo impacto; así que....


A CICLETEAR se ha dicho.


AJRA

PUBLICACIONES DESTACADAS