Deseas TRADUCIR este post a tu LENGUA?

miércoles, 28 de julio de 2010

Vergation!!!, Mollejation!!!...

Seguimos estando donde estamos...

Yo no sé si son los años que tengo encima o mi desesperada búsqueda de la perfección, entendida esta, como la simple forma de que las cosas se hagan bien.

Analizando restrospectivamente, puedo deducir que, parte de la culpa (y por mucho) es de nosotros mismos.

Somos el resultado de la época de mayor evolución de la humanidad, con logros importantes en tecnología, robótica, informática, medicina, farmacología, espacio-universo, comunicaciones, etc, pero con estos logros, nada despreciables olvidamos algo, si carajo, lo olvidamos; se nos olvidó no enfatizar en la humildad que debe reinar entre los hombres, olvidamos: que mis derechos comienzan donde los tuyos terminan; olvidamos: que para recibir hay que dar primero; olvidamos: que el amor nace de la necesidad espiritual de las almas; olvidamos VERGATION OLVIDAMOS!!!

Es increíble observar, hasta en lugares remotos como Macanao en la bella Isla de Margarita, en Santa Rita en el respetado Zulia o en el páramo de Mucuchies de mi preciosa Merida, a "pseudo" humanos que desentrañan valores tan bajos como el precio de la gasolina en este país.

Expresiones como: "dejalo ahí", "echalo por la ventana", "cual es el stress con ese potecito de plástico en el río", "así es... pá que sea serio"; reflejan lo bajo en conocimiento, valores y ética social que cualquier mortal debiera tener.

Entonces me pregunto: ¿Para que "carajos" nos jactamos de Títulos, Post Grados, Maestrías y hasta Doctorados?, si nos cuesta tanto gesticular un "por favor", "gracias", "hasta luego", "buenos días", "señor", "señora", "señorita", "joven", "permitame"; simples frases pero con un contenido lleno de sabiduría, inteligencia y por qué no, impecable decencia.

Hemos perdido el norte, nos jactamos de tanta inteligencia que rayamos en lo "chabacano", "ordinario", "vulgar" y "grotesco" de nuestras acciones, las cuales con palabras arrollamos cualquier ápice de sabiduría que pudiésemos tener.

Es triste ver jóvenes irrespetar a sus padres; me avergüenza ver padres pisoteando y humillando a niños inocentes; pero me aterra tener que llegar a lo que será mi tercera edad, soportando el llanto inconsolable de un hijo que reclama un maltrato que pudo ser evitado y que por puros hechos del destino, trata de esquivar para no ser transmitidos a su propia prole.

Es curioso que entre tanto conocimiento la IGNORANCIA de los mas obvio, nos arrope el CONOCIMIENTO y empuje hacia un fracaso como seres humanos; padres; hijos; amigos; en fin CIUDADANOS.

Vergation, Mollejation...

domingo, 25 de julio de 2010

... Con el avance del tiempo...

En los últimos años - meses he notado el "fenómeno" de los encuentros de "antaño"; fenómeno éste demarcado por nuestra pasión humana de re-encontrarnos con aquellos, AMIGOS, que fueron y que son, de otras épocas que no serán.

Fácil decirlo, pero como dicen un extracto (verso parcial) de los extintos SENTIMIENTO MUERTO: "... el tiempo pasa y nada sigue igual..."; esto es tan cierto como que la mayoría de los VENEZOLANOS comemos AREPAS al levantarnos.

Hace un par de meses tuve mi RE-ENCUENTRO con los que en otrora (ya hace 27 años), fueron mis compañeros de BACHILLERATO, específicamente mis panas del 3er año (1982-1983); época resultante de la compleja integración de la música disco, con los novedosos ritmos sinfónico-estridentes del movimiento Rock-Punk-Metálico-Sinfónico, que dio origen a la mal llamada CULTURA POP OCHENTOSA, con la cual yo me identifico plenamente.

Esta reunión, marcada de escepticismo, misterio, duda, recuerdos y hasta añoranzas por un pasado que no volverá (Sonora Ponceña), se escenificó en un restaurante de la capital; para variar con mi rigurosa PUNTUALIDAD, llegué de PRIMERO a la cita y en mi espera por el resto del grupo que se daba cita, no paraba de recordar las andanzas de un "CARAJITO" de 12 años, corriendo, saltando e inventando por aquellos pasadizos de vida que me tocó vivir.

El RECUERDO como arma silente que te lleva a lugares donde estuviste y que te permite re-vivir estos, con un espíritu innovador y atrevido; y a su vez como una daga que te apuñala en lo mas profundo del sentimiento, cuando despiertas y te das cuenta que lo mas importante en aquellos días era: llegar temprano a clases; hacer las tareas; "portarte bien" y salir bien en los exámenes. Lo demás ya estaba pago.

Poco a poco comenzaron a llegar y de repente, en un abrir y cerrar de ojos, ya estábamos todos, estrechando manos, abrazos, "besitos" y hasta apretujones; no paramos de hacer las mismas preguntas: ¿y como está todo?, ¿que estudiaste?, ¿te casaste?, ¿tienes chamos?; jejeje, nada mejor que una CERVECITA para contestarlas todas juntas.

En fin, acudimos a la cita un total de 7 ex-compañeros que de una u otra forma, teníamos un pocotón de años sin vernos: ELVIA, PASTORA, IRAIDA, MARIELA, ALBERTO, EDUARDO y "Esteban de Jesús" (yo).


Por supuesto que faltó gente, de eso no hay duda, pero hemos comenzado a desentrañar la ubicación de estos restantes y a "paso de vencedores" los hemos (creo) estado localizando.

La VELADA, excelente, cargada de humor, risas, anécdotas y por sobre todo, mucha, pero mucha nostalgia de aquellos días en los que solíamos discutir, quien participaba en una partida de "pelotica de goma" o "como vamos hacer el bendito trabajo de historia".

Muchas gracias a todos, como les dije en su momento... MEJOR... IMPOSIBLE...

PUBLICACIONES DESTACADAS