Deseas TRADUCIR este post a tu LENGUA?

lunes, 8 de noviembre de 2010

Fijaciones...


Sentado en casa, no dejan de pasar por mi mente imágenes, recuerdos y realidades de las cuales todos nos enfrentamos día a día, y que denotan de una u otra manera, el sentido mismo de nuestro existir, eso es parte de la vida.

Sin embargo, todos tenemos en nuestro haber ciertas "desviaciones psiquiátricas" que nos aferran aún mas, a particulares situaciones que no podemos "quitarnos de la cabeza" y que demarcan un estilo y una forma particular de nuestras vidas mentales.

Nada mas acertado y a veces desdichado, estas fijaciones "temporales" de nuestra mente, en la que restos de realidad se entremezclan con ilusiones, fantasías, deseos y hasta pretensiones de una "vida alterna" que escapa, y a veces por mucho, de la realidad propia de cada uno.

El presente no pretende extenderse como un "tratado" de psiquiatría clínica, solo trataré de esbozar en letras, palabras, párrafos en fin, en un escrito, la forma de ver este tema por un ser humano cualquiera, en este caso yo.

Nuestra mente va mas allá de la simple comprensión del funcionamiento de los órganos nativos del pensamiento; cerebro y cerebelo son solo órganos, sin embargo, la psique individual es la que llega a formarnos como los humanos que somos, con nuestras virtudes y defectos, y es aquí donde vamos a detener nuestra atención, insisto con un carácter practico y hasta infantil, obviando por supuesto, los letrados tratados de psicología y psiquiatría, temas profundos y que deben ser abordados por especialistas.

En momentos "vuelas" con tu imaginación y "aterrizas" en un lugar, en un pensamiento o simplemente en un sentimiento al que te aferras por el simple hecho de la sensación de bienestar que puedas experimentar; pero ello no queda allí..., alguno de nosotros no quedamos prendados de ese sentir y al no querer "abandonar" la experiencia, nos quedamos "fijados" en este lugar, pensamiento o sentimiento que nos agrada, nos inquieta y muchas veces nos hace daño.



Contradictoriamente existe el hecho con el que finalizamos la linea anterior de el daño que nos podamos hacer, si claro, daño por aquel sentimiento o fijación extrema que fijamos ante cualquier hecho de esta naturaleza que nos hace llevar al límite del pensamiento por estar "fijados" a un solo pensar o sentir; la clave de todo esto no es dejar de volar y aterrizar en estos experimentos de la psique no, por el contrario, el secreto es poder deslastrarnos de ellos sin hacernos daño.



A veces nos quedamos "fijados" en pensamientos materiales, otras veces en pensamientos del sentimiento (amor, odio, deseo), otras nos quedamos varados con pensamientos existenciales (vida, muerte, dios) y finalmente y no menos frecuentes en pensamientos de la vida misma y nuestro entorno, para todos ellos es importante, poder concientizarlos y de una manera u otra poder desdibujar su esencia, tomar lo mas característicos de ellos y racionalizar sobre su significado, pero resulta imperioso para el sano juicio de todos nosotros, poder deslastrarnos de ellos mismos en el día-día de nuestros días.



Al resultar ser un subproducto de mis propias "fijaciones" queda en evidencia que estas han modelado mi propio yo, y de alguna u otra manera estas han condicionado lo que soy hoy en día, claro está, en la continua lucha de que ellas no dominen mi propio desenvolvimiento de ser humano cualquiera.

PUBLICACIONES DESTACADAS